fbpx

Por Felipe Gómez Córdoba y Peña Mancero Abogados

El proyecto de ley 035/16C, del 02 de agosto de 2016 de iniciativa parlamentaria, busca establecer reglas de juego en el uso de materiales explosivos en la minera para estar en sintonía con las normas internacionales.

La propuesta plantea el uso restringido de explosivos a cielo abierto para la explotación de minas o canteras que estén ubicadas cerca a centros o áreas urbanas conformadas por 1.000 o más habitantes se permitiría solo si el centro urbano se encuentra a no menos de 10 Kilómetros de distancia.

Las autoridades encargas de controlarlo deberán seguir los protocolos internacionales establecidos para otorgar permisos de explotación con explosivos trazados por la reglamentación existente en materia de higiene y seguridad para este asunto. En consecuencia serán las autoridades ambientales las encargadas de  otorgar los permisos para el uso de explosivos y verificar la distancia entre el centro de la explotación minera y el área urbana más cercana.

En esta línea, el incumplimiento de las medidas podría acarrear multas diarias hasta por 5.000 salarios mínimos mensuales, el cierre temporal o definitivo del establecimiento, edificación o servicio o la revocatoria o caducidad de licencia ambiental, autorización, concesión, permiso o registro.

No solo habrá lugar a sanciones pecuniarias sino también a una investigación penal contra los infractores, con el fin de determinar si se configura uno de los tipos penales consagrados en la Ley 1453 del 2011 con relación a las medidas penales para garantizar la seguridad ciudadana.

Con el fin de hacer un seguimiento preventivo, cada año la administración de la mina en explotación realizaría un análisis sobre el desgaste y la fatiga que tengan las estructuras y edificaciones de los municipios cercanos, a fin de corregir cualquier daño que se cause. El proyecto de ley está radicado ante la Cámara de Representantes y enviado a la Comisión Quinta.